Mantequilla hecha en casa

 

DSCN3382-001

A falta de vaca doméstica, podemos recurrir a la nata comercial para hacer una mantequilla – llamémosla – “casera”.  Puede parecer una pérdida de tiempo ponernos a montar nata como unos posesos cuando hay mantequillas de buena calidad a un precio más o menos aceptable, pero … y ¿el gustazo de ver un minimilagro? Además, la podemos aderezar a placer y es muy fácil de hacer, muy rápida,  muy buena, muy untable … ¿qué más se puede pedir?

Ingredientes (para unos 75 g de mantequilla):

  • 200 ml de nata  para montar (minimo 35% de materia grasa)
  • Aderezo: Es opcional y puede ser cualquier ingrediente que nos inspire, yo me he decidido por la ralladura de naranja.

Preparación:

  1. Vertemos la nata, que tiene que estar muy fría, en un recipiente hondo.
  2. Empezamos a batirla con las varillas  eléctricas a media potencia.
  3. Cuando la nata esté casi montada subimos un poco la velocidad y seguimos insistiendo. Empezará a cambiar el color, la textura. Si estuviésemos preparando un postre la habríamos fastidiado, pero como estamos haciendo mantequilla casi hemos triunfado, ya prácticamente la tenemos.
  4. Insistimos un poco más y, por fin, el minimilagro:  nuestra nata montada se desestructura y se separa. Por un lado quedará el suero y, por el otro, la  mantequilla. Seguimos batiendo hasta conseguir que la mantequilla se compacte.   DSCN3371-001         DSCN3372-001
  5. Formamos una bola y la pasamos a un colador. Presionamos con una espátula para que suelte el líquido.
  6. Limpiamos la mantequilla con agua fría, la secamos con papel de cocina, la envasamos y a la nevera.
  7. Aderezo: añadir cuando la mantequilla esté limpia y seca. DSCN3380-001

Anécdotas:

La primera vez que hice mantequilla puse la cocina perdida. No pensaba que para tan poca cantidad de nata necesitase un “recipiente hondo”. Sin embargo,  cuando se separa el suero de la mantequilla es conveniente que tomemos precauciones o, de lo contrario, terminaremos salpicados.

A tener en cuenta:

Si queréis, podéis hacer más cantidad y congelarla. Cuando decidáis consumirla, pensad que en la nevera dura en buen estado unos 5-7 días.

Si os gusta hacer pan casero o estáis a punto de preparar un bizcocho, no tiréis el suero de mantequilla, os aportará un sabor y una esponjosidad muy especiales. Pero si no tenéis ninguna receta a la vista, no importa, fresquito es una bebida bien buena.

Fuente de inspiración: 

Fué José, un compañero de trabajo ya jubilado, quién me contó como hacían la mantequilla en su casa hace muchísimos años.

Como buena forofa mantequillera que soy, aquel relato me pareció fascinante. Por un momento me vi a mi misma con dos trenzas gordotas ordeñando vacas a diestro y siniestro. De vuelta a la realidad, me propuse averiguar si había alguna otra manera no tan campestre de conseguir mi cometido. Por supuesto, internet me ofreció la respuesta, e inspirada en multitud de blogs y webs ¡he aquí mi pequeña experiencia!

DSCN3379-001

No es la mantequilla de la infancia de José, pero es muy divertida de hacer y está riquísima. En el desayuno con unas tostadas es genial. Si además la aderezamos, conseguiremos dar un toque especial a infinidad de platos. Así que ¡auto-inspirémonos!

¡Tostadas con mantequilla y mermelada de fresón!DSCN3383-001

¡Que aproveche!

DSCN3381-001

Anuncios

Un comentario en “Mantequilla hecha en casa

  1. Pingback: Panecillos de leche | RoroSacabolas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s