Tarta de manzana rápida

DSCN2894XEl otro día, en una de nuestras conversaciones telefónicas interminables, mi madre me comentaba lo encantados que habían quedado mi hermano, cuñada y  sobrina con la tarta de manzana que les había preparado. Yo pensaba que su elaboración suponía mucho trabajo. Como siempre voy pillada, ni me había planteado ponerme a preparar una, pero la pillina de mi madre ¡benditas madres! me comentó 3 truquillos -uno más ortodoxo que los otros- para hacer en una horita una tarta de manzana más que aceptable ¡está buenísima!

DSCN2903X

Así que, en cuanto tuve una hora libre, me puse a ello. Como bien os imaginaréis, el primer apaño es comprar la masa de hojaldre ya hecha. El segundo … pues utilizar natillas comerciales. Por supuesto, que no son lo mismo que una crema pastelera o unas natillas caseras, pero, si uno va apurado y le apetece comer tarta de manzana, es una solución bien ingeniosa. El tercer truquillo consiste en escaldar previamente las manzanas ya peladas durante unos pocos minutos. Con ello conseguimos evitar la oxidación y aprovechar el agua aromatizada de  manzana para posteriormente hacer el almíbar ¡vamos a ello!

Ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre
  • 3 manzanas grandes
  • 1 natillas
  • 1 huevo
  • agua
  • limón
  • azúcar
  • canela
  • mermelada

Preparación:

  1. Extendemos la masa de hojaldre sobre el molde o bandeja (sobre el mismo papel en el que viene envuelta).
  2. Precalentamos el horno a 180ºC.
  3. Pintamos los bordes con huevo batido y doblamos las esquinas a 1 cm aproximadamente. Volvemos a pintar el nuevo contorno.
  4. Pelamos las manzanas, las frotamos con limón y las escaldamos en agua unos minutos. Reservamos las manzanas y parte del líquido.
  5. Pinchamos con un tenedor la base de la masa y extendemos las natillas.
  6. Descorazonamos las manzanas, partimos por la mitad verticalmente, y las cortamos en láminas.
  7. Vamos colocando los trozos de manzana encima de las natillas. Espolvoreamos con azúcar,  canela y trocitos de mantequilla.
  8. Introducimos en el horno, calor arriba y abajo, durante unos 25 minutos.
  9. Mientras, preparamos un almíbar con el líquido que habíamos reservado  y la misma cantidad de azúcar. Retiramos del fuego y reservamos.
  10. Sacamos la tarta del horno, pintamos con el almíbar y la mermelada.  Dejamos enfriar.

A tener en cuenta:

La temperatura y el tiempo de horneado puede variar de una marca de masa quebrada a otra. Debemos seguir las indicaciones del fabricante. De todas maneras, cuando veáis que empieza a tostarse y que os dice “píntame con almíbar y cómeme” ¡hacedle caso!

Hay quién pinta la tarta sólo con almíbar y hay quién sólo con mermelada. A nosotros nos gusta el brillo del primero y el contraste de sabor del segundo. Por cierto, lo usual es utilizar mermelada de albaricoque, pero, ya sabéis, imaginación al poder.

Anécdotas:

Mi madre también me comentó que alguna vez ha utilizado flan porque no tenía natillas. Yo lo intenté una vez y el flan me sobrepaso los bordes … a ella no le pasa, pero a mi las natillas no me hacen estas cosas.

Fuente de inspiración:

¡Madre no hay más que una!

Así que ya sabéis, si un día tenéis antojo de tarta de manzana y resulta que por vuestra nevera pululan unas natillas olvidadas, no perdáis la ocasión, esta tarta está bien buena.

¡Que aproveche! 

Tarta de manzana rápida

Tarta de manzana rápida

 

Anuncios

2 comentarios en “Tarta de manzana rápida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s