Trufas heladas, un pequeño pecado confesable.

trufas-heladas-PortadaLas trufas heladas que compramos en la pastelería están buenas, pero éstas están … ¡para relamerse los bigotes! Son muy fáciles de hacer y el resultado es sorprendente. Lo bueno de hacerlo nosotros mismos es que siempre podemos adaptar la receta a nuestros gustos. Divertiros y disfrutad con estos pequeños y redonditos placeres.

Ingredientes:

Ingredientes

  •  Tableta de  chocolate  para postres  (200 g)
  • 200 g de nata de montar (mínimo 35% de grasa)
  • 50 g de mantequilla
  • 5 cucharaditas de azúcar glas
  • Cobertura: fideos de chocolate, cacao en polvo, azúcar glas, o lo que se os ocurra
  • opcional: licor 2 cucharadas de coñac o el que os apetezca

Preparación: ¡Vamos a ello!

  • Troceamos el chocolate.
  • Calentamos la nata a fuego suave. Cuando adquiera cierta temperatura, añadimos la mantequilla y  el azúcar.  Integramos.
  • Ponemos el cazo con la mezcla al baño maría y añadimos el chocolate, para que vaya deshaciéndose.
  • Cuando el agua empiece a hervir, retiramos el cazo del fuego y seguimos removiendo. El chocolate se irá fundiendo poco a poco. Por último, añadimos el licor y mezclamos.

Trufas heladas

  • Dejamos que  se enfríe y ponemos en el congelador -si somos poco pacienzudos- o en la nevera. La preparación tiene que adquirir la consistencia suficiente para que la podamos moldear como si fuera plastilina dura, eso si, una plastilina muy, pero que muy buena.

Hacer-trufas

  • Hacemos bolitas. Para ello se pueden utilizar varios métodos. Elija el que elija, siempre termino pringada de chocolate, pero igual vosotros tenéis más suerte. Aquí os pongo los que conozco:
      • Las 2 cucharillas: tomamos una porción de chocolate y volteándola de una a otra cucharilla le vamos dando forma redondeada.
      • Sacabolas o cuchara parisien: la porción que tomamos ya queda como una bola, no perfecta, pero bastante bien.
      • Manga pastelera: cuando la mezcla aún está caliente, la ponemos en la manga y hacemos  montoncitos sobre un papel encerado. Cuando el chocolate se enfría, simplemente es cuestión de terminar de darle forma.
      • El método súper pringoso, pero igualmente efectivo: cogemos un poco de chocolate y a voltearlo con las dos manos.
  • Para terminar, rebozamos nuestras ya Señoras Trufas en fideos, chocolate en polvo o lo que vuestra vena creativa os dicte y al congelador. Las dejamos enfriar unas horas y ¡aquí están!

DSCN2706 (640x480)

Consejillos:

Sacarlas un poquito antes de consumir. Están buenísimas, comes una y no puedes parar, es lo que tiene el buen chocolate ¡Adiós autocontrol!

A tener en cuenta:

Hay multitud de recetas y me imagino que todas están buenísimas, así que  a probarlas todas ¡quieto parao! ¡que es bromen! La persona que sea más dulzona, pues más azúcar, que no queremos alcohol, fuera coñac. En definitiva, no tengamos miedo de readaptarla a nuestras preferencias y necesidades. Es lo que yo he hecho.

 Anécdotas:

El primer chocolate que utilicé con esta receta fue el Nestlé Postres Intenso. Tiene un marcado sabor a chocolate – a mi me encanta-. Por supuesto,  hay más opciones en el mercado. Muy a mi pesar, aún no las he probado todas, pero seguro que también están riquísimas.

Fuente de inspiración:

Especialmente estos 3:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s